fbpx

Cómo elegir tu paleta de color corporativa para diferenciarte

El trabajo de definir cuál va a ser tu paleta cromática corporativa es realmente importante. El color provoca emociones antes que las palabras, y esas emociones se alojan directamente en el subconsciente. Hay muchos estudios que demuestran que el color es el responsable de las decisiones de compra en un 80%. Solo por esto, debes elegir tu paleta de color corporativa con estrategia, como hacen las grandes marcas. Algunas de ellas incluso llegan a registrar su color, como Tiffany, que creó junto con Pantone, la referencia número 1837 C. El color es un valor intangible importante dentro de una empresa.

Para las pequeñas empresas, y sobre todo para nosotros, los emprendedores, es crucial que aprovechemos todas las oportunidades que tenemos de causar un impacto en nuestra audiencia. Y los colores que usas en tu comunicación, es una de esas.

Crear una paleta cromática que funcione bien no es un proceso fácil ni rápido. Para hacerlo bien, debes dedicarle tu tiempo y tu energía.


 

Con una paleta cromática corporativa adecuada tu marca tendrá más impacto.

Tu objetivo siempre debe ser diferenciarte de la competencia. Y la competencia cada vez es mayor. No hablo solo de tus más directos competidores, hablo de todas las marcas que pueden captar la atención de tu audiencia en lugar de hacerlo tú. Sobre todo en las redes sociales, donde el color es clave

Si sigues este método te garantizo que crearás una paleta de color llena de significado y con capacidad para transmitir las sensaciones que tu marca necesita evocar. Este método ayudará a no perderte, a seguir unos pasos y hacerte las preguntas adecuadas para que todo responda a un mismo objetivo, definir tu esencia.

  • En la identidad Claudia Orts que ves más abajo, fíjate cómo apostamos todo en el color. En función de la gama cromática que se elija, esta marca cambia totalmente. También teníamos que transmitir creatividad y espontaneidad. Como veis usamos una tipografía muy correcta, nada atrevida y además en mayúsculas. Esto lo hicimos para que el exceso de color no impida que resulte muy profesional. Tienes que entender esto; en branding nos ayudamos de diferentes recursos para conseguir crear una personalidad concreta. En cuanto uno de esos elementos varía, se produce un cambio en la personalidad de la marca. Por eso es tan importante ser constante y riguroso con tu branding y ceñirte a las decisiones que hayas tomado en un primer momento. 

 

Cada marca debe crear un universo propio en todos los sentidos, que, cuánto más único resulte, más éxito reportará. Hay marcas que se apoyan básicamente en un solo color como el rojo de Coca-Cola, el amarillo de McDonalds, el verde de Starbucks o el naranja de Orange. Otras, como Google, juegan con cuatro colores como hemos hecho en nosotros en Claudia Orts.

 

 

Como ves, puedes elegir una gama cromática tan sencilla o austera como quieras. Aunque simplificar tiene muchos beneficios, es verdad que como marca pequeña puedes permitirte elegir los colores que desees, si tu presencia es 100% online. Es en el momento de imprimir; si necesitases papelería corporativa, packaging, rotulación, etc… cuando una variedad grande de colores complica puede encarecer mucho las cosas. Apple, sin ir más lejos, simplificando su gama cromática consiguió un ahorro importante en los costes de producción de la compañía. Porque al principio metió su manzana con los colores del arco iris en todos sus ordenadores, ¿recuerdas?

En definitiva, con una paleta cromática corporativa elegida con criterio, conseguirás:

  • Que tu cliente te identifique de forma instantánea.
  • Potenciar tu imagen de marca.
  • Trasmitirás de manera instantánea tus valores.
  • Te diferenciarás de la competencia.

 

Las fases de mi método 

En este post te voy a explicar el método que aplico en todos mis proyectos de branding y lo vamos a ver paso a paso a través de un ejemplo.

Este proceso tiene tres fases:

  1. Definir los 3 valores de marca con los quieres que te asocien.
  2. Encontrar la formula para crear una paleta de color.
  3. Buscar una manera armónica de presentar esa paleta y definir el protagonismo de cada uno de ellos.

>>> *Ojo! Incluyo un extra al final del artículo <<<

 


 

1_Elige los valores que quieres transmitir 

Descárgate el workbook para definir tus valores de marca, clicando en la imagen que ves más arriba.👆🏻

Definir tus valores de marca es fundamental antes de empezar a tomar ninguna decisión. Tómate el tiempo que necesites y trata de profundizar todo lo que puedas en aquello que quieres transmitir.  Es importante que no busques valores idealizados que suenan genial, porque tu marca perderá carácter y textura. De manera que olvídate de la perfección y busca los sentimientos reales que hablan de ti. Te dejo un link a un workbook que te va a ayudar a hacer este trabajo.

Ejemplo sobre el que trabajamos_.Vamos a pensar en un ejemplo que podamos ir desarrollando mientras explico el método. Pensemos en el caso de un ceramista que crea piezas de barro y cuyos valores son: creatividad, delicadeza y humor.

Recuerda mirar a tu competencia antes de tomar decisiones. Elegir tus colores corporativos es una decisión de branding. Y, en cualquier decisión de branding, el objetivo fundamental es diferenciarse de la competencia. Por eso no puedes tomar ninguna decisión si no sabes qué colores ha elegido tu competencia. Si te fijas en las grandes marcas, solo Hermes eligió el naranja como color de marca, no hay otro competidor de su mismo sector que lo tenga. Tiffany ha hecho mítico su packaging y sus Blue Boxes, son un activo en la compañía. Tan importante es que el color de tu marca provoque las sensaciones que a ti te interesan como que puedas adueñarte de ese color dentro de tu nicho.

  • Fíjate cómo en la imagen que ves más abajo a la izquierda hemos seleccionado una variación cromática totalmente opuesta a la anterior. Los colores debían ayudarnos a transmitir vanguardia, frescura y transgresión. Obviamente los colores no son transgresores, porque la transgresión la vamos a transmitir con la composición de la marca. Pero sí transmiten vanguardia y frescura. La vanguardia se asocia a tonos fríos y suaves como el acero. En la identidad de León Musk que ves a la derecha, teníamos que transmitir fuerza, expertise y atrevimiento. Buscamos una gama cromática que se apoyara mucho en la combinación rojo y azul, que tiene mucha fuerza y no es tan abrupta como el rojo y negro. Como apoyo jugamos con tonos violetas y azul celeste. El conjunto cromático es muy masculino y potente.


 

2_Encuentra la fórmula para crear tu paleta de color

Antes de nada, vamos a definir cuántos colores debemos elegir. Para no perderte en todas las combinaciones posibles para tu paleta cromática, sigue mi fórmula cromática.

  • Colores principal: Será el color o los colores que representen a tu marca aunque no tienen por qué ser los que utilices todo el rato. Tendrás que tener estos colores en mente a la hora de hacerte fotos para la web, preparar tu papelería corporativa, encargar merchandising, o crear tu favicon para redes. Yo tengo el azul turquesa y un gris grafito. Siempre busco que haya algún elemento de este color en mis imágenes, por ejemplo.
  • Colores neutros: serán colores que llamen menos la atención pero que te ayudarán a envolverlo todo y crear una atmósfera. Suelen ser colores suaves que no cansen y puedan ser utilizados en filtros, fondos, patterns, etc.
  • Color acento: complementa a tus colores principales. Lo utilizarás en llamadas a la acción o como toques de color. Su uso suele ser reducido. Yo tengo un verde clorofila que aparece puntualmente en mis imágenes.

Tus colores principales puede que no sean los colores que más abunden en tu web, pero sí serán los colores que más te van a representar. Para entender qué valores transmite cada color, al final de este post te dejo un link a otro artículo donde te hablo de cada color detenidamente y te va a permitir entender mejor cuál debes elegir.*

Ten en cuenta que no hace falta que elijas un color que represente a cada valor porque dispones de otros recursos para hacerlo, como la tipografía, los textos o el diseño en general. En este caso, podemos elegir el color naranja para representar la creatividad. Si necesitamos dar una imagen delicada no podremos buscar colores demasiado brillantes, si no que deberíamos matizarlos un poco. Para transmitir sentido del humor una gama cromática que resulte divertida nos va a ayudar mucho.

Ejemplo sobre el que trabajamos_. Ten en cuenta que no hace falta que elijas un color que represente a cada valor porque dispones de otros recursos para hacerlo, como la tipografía, los textos o el diseño en general. En este caso, podemos elegir como color principal el naranja para representar la creatividad. El naranja es el color más creativo y el más llamativo.  El naranja es un color que transmite una energía súper positiva. Vamos a elegir un naranja albaricoque, no demasiado potente, pero lo suficientemente impactante para darle calidez, creatividad y mucha energía positiva. Si necesitamos dar una imagen delicada no podremos buscar colores demasiado brillantes, si no que deberíamos matizarlos un poco. En resumen, vamos a centrarnos en la idea de trasmitir creatividad con el naranja y encontrar la manera de evocar también delicadeza. A priori el color más delicado podría ser el rosa empolvado o el azul, aunque cualquier color en su versión empolvada, resultaría delicado.

Para transmitir sentido del humor una gama cromática que resulte divertida nos va a ayudar mucho. Aquí el primer color principal que nos va a representar va a ser el naranja. Como segundo color principal vamos a elegir un color naranja terracota que aluda al barro con el que trabaja el ceramista. Este teja estaría dentro de los tonos análogos.

 

Es frecuente que antes de elegir el color principal tengamos varios entre los que dudamos. ¿Cómo saber entonces cuál de ellos debe ser el elegido?

Decídete por:

  • el color que sea menos sea utilizado por la competencia.
  • aquel que más transmita una emoción coherente con tu marca.
  • el que no tenga connotaciones negativas para tu mercado.
  • el más fácil sea de reproducir.

Si utilizas un solo color principal pasarás ahora a elegir los colores neutros.

Si utilizas dos colores principales, tendrías ahora que valorar cuál debería ser ese segundo color principal. Quizás te interese matizar un poco las sensaciones que provoca el principal que acabas de elegir. Imagina que has elegido un rojo, porque necesitas comunicar pasión, pero ese punto de liderazgo y agresividad que tienen el rojo en su versión más brillante no te representa del todo. Te puede venir bien incluir un segundo color principal como una rojo borgoña o un color teja que lo matice.

Puedes elegir entre:

  • Un color de la misma tonalidad.
  • Un color análogo, que se encuentra junto al principal en la rueda cromática.
  • Un color dentro de la tríada, es decir, usando uno de los colores resultantes de hacer un triángulo equilátero dentro del círculo cromático.

Te recomiendo esta aplicación de Adobe para trabajar los colores, a mi me ayuda muchísimo.

Una vez elijas uno, no te olvides de comprobar que este color apoya los valores de marca que has establecido. Los valores son como un faro en la oscuridad que nos sirve para no perder nunca el rumbo.

 

  • En la imagen que veis más abajo podéis ver un ejemplo de la gama de colores que definimos para la identidad Carol Fontana. Teníamos que transmitir en este caso creatividad, profesionalidad y calidez. Para ella creamos una paleta cromática muy muy cálida con una combinación de colores que resultaba rompedora, nada clásica. La combinación de colores es otra herramienta más que tenemos para transmitir algo. En este caso apostamos también por el naranja, aunque se trata de un naranja tierra mucho más potente. Además elegimos un color rojo como segundo color principal. La combinación de rojo y naranja, no es nada habitual, es más para muchos puede parecer una aberración. La ha usado Gucci en alguna de sus colecciones y otros diseñadores de moda atrevidos. Hacer mezclas de colores poco vistos es un recurso muy potente para darle impacto a tu marca y ayudarte a diferenciarte de la competencia. 


 

Cómo encontrar los tonos neutros de tu paleta cromática corporativa

Es cierto que los colores principales van a ser los que más peso tendrán en la personalidad de tu paleta de colores, pero no hay que subestimar a los colores neutros porque pueden cambiarlo todo. Su presencia, además, puede ser mayor que la del color principal por lo que merece la pena detenerse un poco en este elección.

Ejemplo sobre el que trabajamos_. Tenemos el naranja y el terracota como colores principales y necesitamos dos colores neutros que lo arropen. Para el primero vamos a elegir un tono maquillaje claro para continuar con la tonalidad y que nos sirva a la hora de construir fondos. Para el segundo un suave azul celeste que neutralice la calidez de los naranjas y le aporte delicadeza.


 

Cómo elegir el color acento de tu paleta de color corporativa 

Este color no se debe confundir con los principales. Se usará para meterlos por ejemplo en los botones de la web, quizás para un toque de color en las imágenes, en un encabezado de un texto, etc. Se utiliza a pinceladas, nunca en grandes dosis. Para elegirlo debes buscar un color que contraste con los principales, que resalte sobre ellos. Idealmente trata de buscar un color complementario de alguno de los principales. En una rueda cromática, el color complementario es el que se encuentra justo enfrente. Para facilitarte las cosas visita este link.

Ejemplo sobre el que trabajamos_. En nuestro ejemplo hemos elegido un tono azul petróleo, que es el color complementario del naranja. He preferido que no fuera muy brillante para mantener este equilibrio entre tonos otoñales y de verano.


 

3_Ajustar la tonalidad de tu paleta de color corporativa

Una vez que tenemos el color o los colores principales, debemos ajustar la tonalidad en la que se van a presentar. No es lo mismo un azul Navy a un azul cielo ¿verdad? Igual nos pasa con el rojo, nada tiene que ver el rojo Ferrari con un rojo Cherry. 

Ejemplo sobre el que trabajamos_. Recordamos de nuevo los valores: creatividad + delicadeza + humor. Hemos elegido un tono albaricoque no demasiado brillante junto a un terracota, para transmitir creatividad. Hemos jugado con tonos intensos en el terracota. Es la nota otoñal en nuestra paleta. Al ser dos tonos de la misma gama el resultado es muy armónicao. Lo tonos neutros están bastante acuarelados y evocan las sensaciones del verano. Son los que con más frecuencia van a aparecer, el resultado trasmitirá delicadeza, una de los valores que queremos evocar. Por último el color acento es un complementario al naranja. No demasiado brillante, si no más bien sucio. Es un color que sustituirá muchas veces al negro y que lo encontraremos en pequeñas dosis dentro de botones call to action, dentro de las imágenes corporativas en pequeñas dosis, pero no tiene por qué aparecer dentro del logo, que suele nutrirse de los colores principales.

Te puede ayudar pensar en las estaciones del año, donde cada una tiene un tono particular. Aquí te dejo un breve recuerdo de lo que cada estación del año representa y las tonalidades con las que se expresa:

    • El otoño: tonalidades intensas y apagadas. Representa a marcas apasionadas, cálidas, entusiastas y energéticas.
    • El verano: colores apagados y delicados. Representa a marcas que resaltan la calidad, organizadas y elegantes.
    • El invierno: tonos más fríos, intensos y puros. Representa a marcas decisivas, visionarias y lujosas.
    • La primavera: colores brillantes, luminosos y claros. Representa a marcas cercanas, jóvenes y creativas

Y así deberíamos haber llegado a definir una gama cromática alineada con tus valores de marca y llena de potencial. Como te decía al principio, tómate tu tiempo para ir probando y analizando. Merecerá la pena.

>>> IMPORTANTE_ *Como te decía al principio, para entender lo que cada color transmite y ayudarte a tomar decisiones, puedes leer este artículo sobre lo que cada color representa aquí. En él te hablo de cada color individualmente.

EXTRA_ Mis herramientas favoritas para encontrar colores:

  • ADOBE COLOR: la que más utilizo últimamente: Es genial porque te da diferentes maneras de crear gamas cromáticas a partir de un color.
  • COOLORS: también genial. Te encantarán sus sugerencias de paletas generadas por otros usuarios.
  • COLOR COLLECTIVE: un blog para inspirarte y ver posibilidades.

Si te ha gustado y conoces a alguien que busque información sobre cómo elegir los colores de su marca, seguro que te agradece infinito que se lo envíes.

Y si estás trabajando en tu identidad corporativa y necesitas soluciones fáciles y rápidas, te recuerdo que en Brônd-á-Porter vendemos identidades listas para llevar, solo a falta de poner tu nombre y personalizarlas con tu paleta cromática. Echa una ojeada porque quizás te pueda ayudar si estás atascad@.

Te leo en los comentarios 😉

1 Comentario

Publica un comentario